INFANCIA



bebe-mano.jpg

La primera infancia es el período de desarrollo cerebral más intenso de toda la vida. Es fundamental proporcionar una estimulación y nutrición adecuadas para el desarrollo durante los tres primeros años de vida, ya que es en estos años cuando el cerebro de un niño es más sensible a las influencias del entorno exterior. Un rápido desarrollo cerebral afecta al desarrollo cognitivo, social y emocional, que ayuda a garantizar que cada niño o niña alcance su potencial y se integre como parte productiva en una sociedad mundial en rápido cambio.

beb.png

DATOS CLAVE

  • La primera infancia es la fase más importante para el desarrollo general durante toda la vida.
  • El desarrollo cerebral y biológico durante los primeros años de vida depende en gran medida del entorno del lactante.
  • Las experiencias en edades tempranas determinan la salud, la educación y la participación económica durante el resto de la vida.
  • Cada año, más de 200 millones de niños menores de cinco años no alcanzan su pleno potencial cognitivo y social.
  • Las familias y los cuidadores cuentan con formas sencillas y eficaces de garantizar el desarrollo óptimo de los niños.

Factores de riesgo

Numerosos factores pueden interrumpir el desarrollo del niño en la primera infancia; los cuatro siguientes afectan al menos al 20–25% de los lactantes y niños de corta edad en países en desarrollo:
  • malnutrición suficientemente crónica y grave para frenar el crecimiento.
  • estimulación u oportunidades de aprendizaje insuficientes.
  • carencia de yodo.
  • anemia ferropénica.



Eduard Punsent explica en estas tres partes de un video, la importancia del desarrollo del cerebro del bebé y las funciones importantes que tienen a futuro:
1/3


2/3


3/3



Volver a Etapas de Desarrollo...